Servicios de mediación civil en Sevilla

Si quieres solucionar un conflicto de manera pacífica y sin discusiones, pero sientes que el problema que necesitas resolver puede dificultar el diálogo y la resolución del mismo sin elevar el tono de manera excesiva, lo que te hace falta es recurrir a la mediación civil y mercantil en Sevilla.

Aunque recientemente parezca que lo más común (e incluso sencillo) es solucionar los problemas a gritos y mediante insultos, hay quienes creen que la palabra dicha en un tono medio sigue siendo la mejor arma: los abogados que deciden especializarse en la mediación de asuntos de tema civil y mercantil generalmente son individuos pacíficos, con grandes dotes de oratoria y presencia, que consiguen llegar a una solución consensuada sin recurrir a la violencia.

Por eso, no es necesario hacer de los juzgados un campo de batalla para obtener venganza o una mayor popularidad o atención mediática: gracias a la mediación por parte de colegiados expertos, es posible alcanzar consensos a prácticamente todas las cuestiones, independientemente de lo difícil que pueda parecer en un principio: ya sea porque estás en un proceso de divorcio y quieres saber quién se queda con los bienes, o porque el reparto del testamento entre muchos hermanos está siendo de todo menos sencillo, no te preocupes: Adico Asesores pone a disposición de quienes lo requieran a profesionales de la abogacía especializados en la mediación civil y mercantil, para que cada persona implicada pueda exponer sus argumentos de forma ordenada y estructurada, siempre respetando el derecho del resto de los implicados a hacer lo mismo.

¿Por qué debería confiar en Adico Asesores?

Los abogados de Adico Asesores tienen una vida laboral de casi 20 años. SI la experiencia es necesaria en el ámbito teórico, lo es más en la práctica: no importa de qué se trate la cuestión a solucionar, ni tampoco quienes son las personas implicadas en dicho conflicto: es probable que los mediadores de Adico Asesores hayan llevado casos similares en algún momento de las últimas dos décadas. Y si, por algún casual no lo han hecho, su gran experiencia hará que sean capaces de dar con la solución adecuada en un espacio muy reducido de tiempo.

Además, están ya inmersos en el mundo de la abogacía, hecho que ayuda que conozcan todos los procedimientos necesarios en cada situación, por lo que el proceso será tranquilo y sin sobresaltos.

Mediación civil